miércoles, 28 de enero de 2015

La carta de presentación



La carta de presentación es un documento que acompaña a la propuesta editorial y que es aún más breve.

Si enviamos la propuesta por correo electrónico, esta carta se correspondería al cuerpo del mensaje y si utilizamos el correo ordinario o  mensajería, irá dentro de un sobre dirigido a la persona encargada del departamento de lectura o al editor

Para hacernos una idea, es un documento muy semejante a la carta que acompaña a nuestro curriculum vitae al buscar trabajo: un resumen sucinto en el que se explica qué pretendemos y por qué lo pretendemos.


Algunas observaciones básicas sobre la carta:

  1. Si la propuesta editorial era breve, ésta es brevísima. Ni siquiera debe llegar a una hoja, tres o cuatro párrafos de texto a lo sumo.
  2. La redacción y la ortografía, impecables. Esto es lo primero que van a leer, así que máxima precisión.
  3. El diseño, elegante y sencillo. Una única tipografía (legible) y un solo color en el texto. Si vas a usar negritas, hazlo con moderación y nunca utilices palabras escritas completamente en mayúsculas.
  4. Dirígela a una persona concreta. Esto le hará ganar fuerza.

La carta de presentación debe contar con las siguientes secciones:

  1. Un destinatario. Dependiendo del país en el que vivamos, será la fórmula de entrada (Estimado licenciado XX, Sr. XX, etc…)
  2. Cuerpo central en donde expondremos quiénes somos y qué deseamos.
  3. Despedida. Aquí es aconsejable manifestar que quedamos a la espera de noticias.
  4. Firma con todos los datos de contacto.

Tanto la carta de presentación como la propuesta son importantísimos. Yo aprendí esto gracias a Neus Arqués y a su libro Marketing para escritores que recomiendo fervientemente . Sobre estos documentos afirma:

"La carta y la propuesta actúan como embajadoras del manuscrito. No lo sustituyen: lo preceden. Aunque sintamos la tentación de acortar plazos, enviar un manuscrito no solicitado puede ser más perjudicial que beneficioso".

Cualquier duda que tengas estaré encantada de atenderte.

Imagen: Freepik








jueves, 22 de enero de 2015

Corazon tan blanco, Javier Marías


Título: Corazón tan Blanco
Autor: Javier Marías
Editorial: Alfaguara
Páginas: 384
ISBN: 968-19-0651-9

“Los oídos no tienen parpados y lo que les llega, ya no se olvida.”

¿Conviene indagar sobre los secretos de familia? ¿Sobre los misteriosos hechos que acontecieron décadas atrás y que podrían morir junto al último de una generación ya pérdida? ¿Sobre aquellas cosas que no sabemos, pero intuimos, y cuya sombra marca de modo indefinible nuestra forma de amar?
Estas cuestiones (tristemente universales) son a las que de forma brutal se tiene que enfrentar Juan, un traductor recién casado, que descubre que él podría no haber sido él, sino su primo (o ni siquiera eso) si la que hubiera sido su tía, no se hubiese suicidado a las pocas semanas de casarse con su padre. Gracias a este inesperado y trágico giro del destino, Ranz pudo volver a contraer nupcias con la hermana de su difunta esposa y Juan nacer siendo Juan, el hijo de Juana y Ranz y no el de Teresa (su imposible tía) y Ranz, o ni siquiera el de Ranz y su primera esposa, una extranjera desconocida de la que nadie sabe mucho, pero que está siempre presente en las crónicas calladas de la familia. Y es que como afirma Custorday, un amigo sólo nominal, enviudar tres veces no puede ser cuestión de mala suerte.
Escrita en primera persona, Javier Marías nos presenta a un personaje pasivo, un mero observador reflexivo que de forma trágica va descubriendo la verdad, al mirar la calle desde los balcones de Madrid, Cuba y Nueva York. Pero su profundo monólogo interior, cautiva y genera una empatía que nos invita a proteger al personaje, aún en detrimento de la novela, para que no descubra la verdad o al menos no sea la víctima de una hybris que no le pertenece.


miércoles, 21 de enero de 2015

Propuesta Editorial. ¿Cómo hacerla?

Espero haberte convencido en mi post "Para que tu manuscrito no acabe en la papelera"  sobre la importancia de enviar tu manuscrito con una propuesta editorial. Si es así, esta nota te va a interesar pues vamos a ver los requisitos que la presentación debe tener y también un par de trucos para que los editores la consideren irresistible.

La propuesta editorial debe:

1. Ser breve:

Es una presentación, así que la brevedad juega en tu favor. Personalmente recomiendo dos páginas como máximo y que no estén abarrotadas de texto. Menos es más.

2. Tener una redacción cuidada.

Es lo primero que van a leer en relación a tu obra, así que mima la forma de escribirla y evita cualquier error de ortografía. Date un tiempo para elaborarla y no la mandes de inmediato. Espera al menos 24 horas y vuelve a leerla.

3. Contar con un diseño que favorezca la lectura.

No te asustes. Para esto no es necesario que domines programas de diseño. Basta que calibres en word la mancha de texto. Si el folio está muy saturado, no potenciará la lectura y eso será un punto negativo para conseguir tus objetivos.

En general y a menos que la editorial pida lo contrario, yo suelo incluir alguna imagen en mis presentaciones. Aligeran el texto, invitan a la lectura y aportan información, además de embellecer el documento y hacer que destaque sobre los demás. Pero, por supuesto, la imagen debe cumplir unos requisitos:
  1. Ser pertinente. Por ejemplo, en la propuesta de un libro de entrevistas, incluí las fotografías de los entrevistados junto a un extracto de sus palabras. Esto me sirvió para que la editorial no viera sólo un listado de nombres.
  2. Debes tener los derechos de las fotografías para que de este modo si la editorial quiere publicarlas, lo haga. Cuando mandé la presentación de El Maravilloso Viaje de la Mariposa Monarca, la ilustré con mis propios dibujos. Más tarde Vergara y Riba tuvo el gran acierto de contratar a Esmeralda Ríos para ilustrar el álbum. Pero mis dibujos sirvieron para explicar cómo veía yo el cuento y para que destacase sobre otras propuestas editoriales.
  3. Las imágenes deben ser de calidad, no solo artística, sino también técnicamente. Es preferible que no incluyas ninguna imagen a que ésta se vea mal.

Dicho esto, ¿cuál es el contenido de una propuesta editorial? Yo suelo organizarlo en secciones muy marcadas, casi a modo periodístico:





1. Título, subtítulo de la obra y nombre del autor.

El título de la obra seguro lo tienes antes de embarcarte en una presentación editorial, así que esto no te dará problema. Si tu manuscrito, como la mayoría de las obras de ficción no tiene subtítulo, te recomiendo que te esfuerces en crear una única frase en la que se resuma el contenido de la obra y que tenga un cierto componente comercial.

Ejemplo:

El Maravilloso Viaje de la Mariposa Monarca.
La migración más sorprendente del mundo animal contada para niños.

Normalmente,  suelo poner esta información en un folio (que no contabiliza en los dos mencionados anteriormente) a modo de portada del documento.

2. Sinopsis de la obra.

Algo importante aquí es no caer en hacer un resumen al modo de los niños en la escuela. Más bien es responder a las siguientes preguntas:
  1. ¿Qué es mi manuscrito? 
  2. ¿En qué género se incluye? 
  3. ¿Cuál es su extensión?
  4. ¿De qué trata?
En esta parte, recuerda hacer uso de todos tus encantos narrativos ya que es donde de verdad te la estás jugando.

3. Las garantías de éxito (comparación, venta y promoción del libro).

Una vez que tu lector ya sabe de qué va la obra, toca contarle que va a ser un éxito. Recuerda, estás vendiendo. Así que investiga el mercado, estudia tu competencia y haz un informe (ameno) con las razones por las que tu obra debe ver la luz.

Este es un buen lugar para si ya la has publicado en alguna plataforma digital, hables de tus logros (si alcanzó el número 1 de ventas, cuáles son los comentarios que ha tenido, reseñas en blogs, etc).

Incluye también un párrafo en el que muestres que estarías dispuesto y cuentas con los medios para promocionar tu obra una vez publicada. Por ejemplo, en la presentación del libro de entrevistas del que hablaba anteriormente, mostré que muchos de nuestros entrevistados tenían sus propios programas o espacios en medios de comunicación y que, por lo tanto, el manuscrito podría contar con una gran difusión.

4. ¿Por qué esa editorial?

Una vez que has demostrado que es fundamental para la humanidad que tu obra sea publicada, debes convencer a la editorial de que ella es la empresa que debe hacerlo. Aquí toca demostrar que hiciste la tarea y que conoces su línea y catálogo. Háblales de los libros similares que tienen, del éxito cosechado y de por que tu obra va a ser todavía más exitosa. 
Si la editorial no cuenta con libros similares, explica que tu obra llega a llenar un vacío.

5. Índice.

Si tu libro cuenta con capítulos titulados y, sobre todo, si es una obra de no ficción, inclúyelo.

6. CV del autor.

Como esto no se trata de buscar trabajo, en vez de hacer una enumeración de tus puestos laborales, destaca tus fuertes literarios y aquellas posiciones que tengan que ver con la obra. Esta parte sirve para demostrar que tú eres la persona más indicada para escribir sobre lo que escribiste.

7. Datos de Contacto.

Que se vean muy claros para que nadie tenga problemas en llamarte y darte la gran noticia.



Como archivo independiente a la propuesta, puedes incluir  el primer capítulo de tu obra en el envío. 


Estos son los puntos que debe cumplir y las secciones que se incluyen en  una buena propuesta editorial, pero, por supuesto, la creatividad en la venta es la herramienta más fuerte, así que si se te ocurre cualquier cosa con la que hacer destacar tu obra, no dudes en ponerla.

Por último comentarte, si tienes alguna duda sobre este tema o requieres ayuda, escríbeme a contacto@mariafuentesgimeno.com Estaré encantada de ayudarte.